LAS ETAPAS DE LOS NIÑOS DE ALTAS CAPACIDADES

Muchas veces nos preguntamos los padres en que momento de su vida podemos saber que nuestro hijo o hija es de altas capacidades…El objetivo de este articulo es ayudaros a saber en que momento de su vida podemos darnos cuenta que nuestro hijo o hija es de altas capacidades.

Para ello vamos a explicar las distintas etapas por las que pasamos todos y cuales son los indicios de que mi hijo o hija es de altas capacidades.

Cuando un niño nace, ya podemos observar si hay algún indicio de que nuestro hijo es mas precoz que el resto….pero ¿en que hay que fijarse?… o ¿Cuándo se nota?…

Normalmente los bebes durante sus primeras 24 horas suelen estar durmiendo o con los ojos cerrados…muchos niños que tienen visos de ser dotados… antes de las 24 horas de vida, se puede observar que giran su cabecita hacia donde hay ruido…aunque no pueden ver….y a través del oído analizan su nuevo entorno.

Al poco tiempo, ves que ya intentan interactuar con el medio analizando todo y fijando la mirada en lo que les rodea…y en lo que dicen las personas que les rodean.

Muchos de ellos empiezan a andar muy pronto y otros en cambio lo hacen a los 15 meses, pero a los pocos días andan perfectamente y a la semana corren.

Con respecto al habla, algunos empiezan muy pronto y otros a la vez que los demás, pero cuando deciden empezar hablar, lo hacen perfectamente….¿por que ocurre esto?… la razón es que muchas veces estos niños son tan perfeccionistas que hasta que ellos no sienten que lo hacen bien no se animan.

Cuando entran en infantil ya conocen todas las letras y saben sumar y restar, además, las chicas muestran su capacidad mas pronto que los chicos y se desarrollan mas rápidamente, suelen tener excelente sociabilidad y tienen aspiraciones profesionales mas altas que sus iguales, otro indicio es que tienen gran variedad de aficiones y juegos pero si son extremadamente dotadas pueden tener problemas de conducta.

Estos niños son muy demandantes, ya que plantean cuestiones y temas complejos a edades temprana, además no les vale un porque si o un porque no, es necesario explicar de forma breve pero contundente todas sus preguntas hasta que lo tengan claro, ya que no pararán de preguntar hasta entenderlo.

Cuando pasan a primaria, al principio puede que estén contentas si cubren sus necesidades de aprendizaje, pero a partir de 3º de primaría empiezan los problemas, ya que estos niños, tal como expone Matthew Lynch: Aprenden nuevos materiales mucho más rápido, tienen mejor capacidad para recordar lo que han aprendido, tienen una capacidad para el pensamiento abstracto o complejo que sus compañeros no exhiben, se centran con pasión en temas específicos de su interés hasta el punto de excluir su atención de otros tópicos y materias y pueden procesar muchos estímulos a la vez.

Pero en la mayoría de las ocasiones, es difícil detectarlos porque estos niños enseguida se dan cuenta de que son distintos que sus compañeros, y por ello para no destacar,se ponen al nivel del resto.

Esa estrategia, aunque al principio puede ser efectiva, al final les empieza a perjudicar ya que empiezan a perder el interés por todos y llegan a ser estudiantes con mal rendimiento académico e importantes problemas de comportamiento.

Otro indicio muy destacable de estos niños, es que desde muy pequeños, su argumentación es muy coherente y a veces a los propios adultos nos resulta difícil rebatirlos.

Durante la adolescencia, las chicas tienen cambios de intereses, actitudes, aspiraciones y rendimiento y aunque ambos géneros tienen buen rendimiento académico, gozan del apoyo y respeto de profesores, tienen los problemas propios de la adolescencia. Incluso las chicas, prefieren no destacar, sobre todo a partir de los 14 años, en cambio los chicos le dan menos importancia al hecho de integrarse y se centran en lograr sus objetivos.

Una actitud u otra va a depender, no solo, de como lo haya afrontado el centro donde el alumno estudia, si no también en el hecho de como hayan asumido los padres y la familia el hecho de que su hijo o hija sea de altas capacidades.

Y por último, durante la juventud, aunque ambos géneros mantienen un alto rendimiento académico, las chicas suelen evolucionar mas en todos  los niveles educativos y tienden a superar a los chicos, siempre y cuando hayan aceptado sus características y se valoren a si mismas.

Como veis, hay varios momentos en los cuales podemos intuir que nuestro hijo o hija sea de altas capacidades, pero dependiendo de como se haya gestionado en su entorno estos niños y niñas o bien desarrollaran todo su potencial o se quedaran en el camino.

Es importante explicarles que les ocurre y ayudarles a saber gestionar emocional, social e intelectualmente sus características.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: